Aunque Formentera es una isla bastante pequeña, la verdad es que tiene un sinfín de sitios qué visitar. Recorrerla es una de las experiencias más increíbles que se puede vivir. Lo cierto es que esta isla es infinita una vez comienzas a caminar por sus senderos verdes y a perderte en el ambiente que se respira en ellos. Una vez lo hagas comprenderás que en realidad es un lugar mágico que, aunque parece muy pequeño, es enorme.

El Camí S’Estany

Los paseos por esta ruta son realmente mágicos, pues junto al camino tendremos la oportunidad de disfrutar del agua cristalina del lago, es por ello que no solo disfrutaremos de las áreas verdes y maravillosas, sino también de las preciosas aguas que lo rodean. Además, al finalizar el paseo nos encontraremos con un monumento arquitectónico llamado Ca na Costa, que es una de las atracciones principales de este sendero.

El Camí Vell de la Mola

Aunque el sendero es increíble, es preferible visitarlo en bicicleta, pues así se podrá disfrutar al máximo de sus paisajes y su ambiente. Lo mejor de este trayecto es encontrarse de frente con una de las atracciones más bonitas de la isla, uno de los más antiguos molinos de Formentera. Podremos disfrutar de su historia y descansar del empinado recorrido que se llevó a cabo. Es una de las mejores rutas.

El Camí d’Es Arenals

Las rutas de este sendero son increíbles, están repletos de arbustos muy verdes y es de una extensión de un kilómetro. Luego de recorrer el camino, disfrutando del ambiente y de la sensación mágica que te deja en el cuerpo, al finalizar la ruta brinda la oportunidad de disfrutar de una de las mejores playas de Formentera, donde también encontrarás restaurantes increíbles en donde descansar del recorrido. Es fascinante, te encantará.

Please follow and like us: