En la isla de Formentera podemos encontrar algunos de los molinos de viento más elegantes de todo el país. En concreto los 3 más importantes han sido desde hace tiempo los molinos de La Mola, Sant Ferran y Sant Francesc. La peculiaridad de estos molinos es su brillante color blanco característico de la islas Pitiusas, y de hecho son uno de los principales lugares de interés de los turistas durante todo el año. Aunque muchos estos molinos fueron construidos durante el siglo XVI, siglo en el cuál se empezaron a implantar muchos otros molinos de viento a lo largo del territorio español, los de Formentera fueron construidos durante la estancia del imperio romano en la isla, con la intención de que fuera harineros. No en vano la isla era conocida como “frumentaria”, o “perteneciente al trigo”, nombre del cual se acabó derivando el actual nombre de Formentera. Actualmente se pueden visitar un total de cinco molinos de viento de la época en Formentera: el Molí den Mateu y el Molí den Gerona, ambos en la zona de Sant Francesc Xavier, el Moli den Tauet, de la zona de Sant Ferran, y el Moli den Simon y el Molí den Botiga, ambos de la zona de La Mola. Estos molinos suelen ser bastante frecuentados por turistas, por lo que es recomendable ir a horas más tempranas si queremos evitar muchas aglomeraciones. También podemos encontrar otro de los molinos de la época en Es Cap de Barbaria, pero solo se conservan los cimientos del mismo, aunque puede ser una visita interesante para los amantes de la arqueología y yacimientos. Puedes descubrir los molinos de la isla de Formentera y mucho más si la visitas con uno de los vehículos de la mano de La Savina Rent a Car, ¡no esperes más y ven a vernos!  
Please follow and like us: