Uno de los caminos que siguen muchos de los turistas que visitan nuestra isla es el Camí de sa Guia. Un recorrido que transcurre desde el puerto de La Savina, el lugar donde atracan los ferrys venidos desde Ibiza, y la playa de Ses Illetes, una de las más bonitas y transitadas de la isla.

Pero la gran mayoría de ellos desconocen la historia que da lugar al Camí de sa Guía. Y es que, en realidad, este camino se construyó para que por él transitara el tren de la sal. Un recorrido que iba desde la zona de Illetes donde se producía y recogía la sal hasta el puerto de La Savina donde se acopiaba, procesaba y embarcaba hacia Ibiza y la península.

Este paseo se industrializó a finales del siglo XIX, cuando se instalaron las primeras líneas de ferrocarril. Al principio, los primeros trenes fueron de vapor, para pasar a ser sustituidos por otros de diésel y finalmente por tractores y remolques, lo que provocó la desaparición final de la línea.

Si bien hoy en día las vías ya no están, nos ha quedado un paseo fantástico para recorrer tanto a pie como en bicicleta en nuestro camino hacia una de las playas más bonitas de todo el Mediterráneo.

Please follow and like us: