Nuestra ruta en vehículo de alquiler descubriendo las playas y calas de Formentera nos lleva hoy hasta Cala Saona. Se trata de una de las calas más grandes de la isla, aunque tan solo tenga unos 140 metros de longitud.

Cala Saona se sitúa en la zona oeste de la isla, a tan solo 5 minutos en coche de la localidad de Cap de Barbaria. Un lugar tranquilo y menos frecuentado por los turistas, que prefieren pasar sus días de playa en Illetas o Levante.

En Cala Saona podrás disfrutar de una agradable arena blanca y unas aguas azules cristalinas rodeadas de todo tipo de servicios: restaurantes, hamacas, sombrillas, chiringuitos… La cala, que está rodeada por los acantilados de Punta Rasa, ofrece unas inmejorables vistas de la vecina isla de Ibiza.

Al estar al oeste de la isla, Cala Saona se ha convertido en uno de los destinos ideales, además, para contemplar las maravillas puestas de sol de Formentera. Ven y disfruta viendo como el sol se marcha mientras te tomas algo sobre la arena.