Poco después de desembarcar en el puerto de La Savina, los visitantes podrán observar que a este y a oeste el mar vuelve a hacer su aparición. Se trata de las lagunas del Estany Pudent (al este) y el Estany des Peix (al oeste). Hoy nos centraremos en esta segunda.

El Estany des Peix es una pequeña laguna con una estrecha apertura al mar ideal para fondear pequeñas embarcaciones. En los últimos años se ha convertido en el escenario perfecto para aquellos que quieren iniciarse en la práctica de deportes acuáticos con embarcaciones de poco calado como kayak, vela, windsurf, etc. Al ser una laguna protegida prácticamente por todos sus costados, el oleaje es casi imperceptible.

Su poca profundidad (un máximo de 3 metros) así como sus aguas más cálidas, la convierten en un lugar frecuentado por múltiples familias con niños pequeños en busca de mayor seguridad.

Ven a descubrir sus pequeñas calas y pasa un día de sol y mar en compañía de tus seres queridos. Además, podrás visitar la zona de Caló de s’Oli, donde podras contemplar algunas de las casetas varadero en forma de media luna más bonitas de la isla.