Ibiza tan solo tiene 45 km de distancia de norte a sur y 25 km de distancia de este a oeste. Eso resulta muy significativo y le da mucha importancia al hecho de tener coche en Ibiza, puesto que gracias a él puedes visitar toda la isla en un solo día si te lo propones, o visitarla tranquilamente en una semana si dispones del tiempo. En resumen, tener coche en Ibiza te da la capacidad para poder visitar todos los rincones importantes de la isla en un solo viaje. Por ese motivo la mayoría de lugareños a los que preguntes te dirán lo mismo: lo mejor a la hora de visitar Ibiza es alquilar un coche, puesto que el sistema de transporte público no abunda y tiene unos horarios algo restringidos, por lo que depender de ellos te limitará altamente en cuanto a horas dedicadas a moverse entre un lugar de interés a otro. Para evitar eso, disponer de un coche de alquiler te permite montar tu propio horario y organizarte el viaje tal como tu quieras, sin esperas ni colas ni imprevistos. Si además estás pensando en invertir un día o dos en visitar la isla vecina de Formentera disponer de un vehículo es doblemente importante, puesto que el único método de transporte para acceder a Formentera es un ferry que podrás coger desde Ibiza, al cuál podrás subir tu coche en caso de disponer de uno. Al llegar a Formentera en coche podrás visitar la isla con mayor facilidad incluso que Ibiza, puesto que Formentera es más pequeña que su vecina, además de contar con numerosos lugares de interés como el Faro de Formentera o el Parque Natural de Ses Salines, uno de los parajes naturales más bonitos de todas las Islas Baleares.
Please follow and like us: