Con motivo del día contra la LGTBIfobia que se celebró el pasado 17 de mayo, el Consell de Formentera quiso unirse a esta lucha con diferentes actos y dos pequeños gestos reivindicativos, ambos con la bandera LGTBI como protagonista.

Y es que el Consell ha pintado con el color arcoíris un banco de la plaza de Sant Francesc y un paso de peatones en Sant Ferran como símbolo de apoyo a este colectivo. Un par de actos que, según la presidenta se extenderán a todos los núcleos urbanos de la isla.

Tanto el banco como el paso de peatones se han convertido ya en dos reclamos buscados por decenas de personas para inmortalizarse en las redes sociales y apoyar así también a este colectivo que aún hoy sufre discriminación por su identidad de género y sus orientaciones sexuales.

Si este verano te acercas a la isla, no dudes en buscar estos dos nuevos iconos de la isla e inmortalizarte en ellos como muestra de apoyo.