Hoy en día si quieres acercarte hasta la isla de Formentera debes tomar un ferry desde Ibiza que te aproxime hasta la pequeña de las Pitiusas. Una ruta que tiene lugar entre Ibiza y el puerto de La Savina y que se realiza a través de diferentes compañías de ferry.

Lo que muchos desconocen es que, entre 1884 y 1928 existió una segunda ruta de ferrys que unía Ibiza con el puerto de Es Caló. Un viaje un poco más largo y menos adecuado por las menores capacidades del puerto de Es Caló para el desembarco de los pasajeros.

El primer barco que unió de manera regular Es Caló con Ibiza fue el Llaüt San Agustín, en 1884. Un barco de 9,9m de eslora del armador Vicente Maians Tur y Vicent Costa Maians. Más adelante se le fueron uniendo los navíos Llaüt Virgen del Pilar (1900) del armador Mañá, y la Llaüt Dos Hermanos (1908) del armador Bartolomé Torres Juan.

El último barco que unió estas dos localidades de las Pitiusas fue en 1928 la Llaüt San Jaime, del armador Joan Campanitx des Caló. La ruta finalmente quedó en desuso por las mejoras y acondicionamiento del puerto de La Savina y porque resultaba más seguro y rápido desembarcar en La Savina y realizar el resto del trayecto hasta Es Caló por tierra.