Como bien sabéis, Formentera es una isla pequeña que no dispone de aeropuerto. La entrada a la isla, por tanto, se hace por mar, principalmente por las líneas regulares de ferry que unen Ibiza y Formentera. Un trayecto corto y seguro pero que, en alguna ocasión, ha sufrido algún percance. Y si no, que se lo digan a los pasajeros del Maverick II.

Fue en febrero de 2012 cuando, debido a la mala mar de ese día, el Maverick II fue arrollado por una ola que lo depositó, como puede verse en las imágenes, justo sobre el islote de Sa Torreta. Esta roca que se encuentra cercana a la isla de Espalmador, fue desde febrero hasta mayo el inesperado aparcamiento del ferry.

Pese a lo espectacular de la imagen, tan solo hubo un herido leve entre los 21 pasajeros que se encontraban en ese momento a bordo del Maverick II. El barco, no obstante, fue un atractivo turístico más de las Pitiusas durante más de 3 meses, dado que podía divisarse tanto desde Ibiza como desde Formentera.

Desde entonces no se ha vuelto a repetir ningún percance de estas dimensiones en una ruta que, por lo general, es totalmente segura.

Please follow and like us: