La isla de Formentera guarda aún infinidad de tradiciones y costumbres autóctonas que, durante algunas de sus fiestas populares, salen a la luz para el deleite de residentes y turistas. Una de estas tradiciones es la Tirada de Gallos. Un juego que ha sobrevivido al paso de los años y que los más mayores de la isla intentan conservar y trasladar a las nuevas generaciones.

La Tirada de Gallos es un juego parecido a los bolos en el que el objetivo es tirar unos palos de madera situados de forma vertical con una bola de madera de enebro. Los palos, que son una especie de bolos, se sitúan a 50 metros del lanzador, quien debe intentar tirar la mayor cantidad de ellos lanzando la bola en un suelo que no suele ser del todo liso.

La tradición consistía en que, cada participante, debía pagar al organizador de la tirada una cantidad de dinero pre acordada por cada 4 tiros. Este organizador era el encargado, a su vez, de poner el premio para el ganador. ¡Y sí, lo habéis adivinado! El premio para el jugador que más palos tirara era un gallo.

Hoy en día las tiradas de gallos se realizan como exhibición en las fiestas de diferentes localidades de la isla. En ellas, los jugadores con más pericia de la isla demuestran sus capacidades y vuelven a sacar a la luz una tradición tan antigua como la vida en la misma isla.

Please follow and like us: