Formentera es una isla con posibilidades infinitas en todas las épocas del año. La pequeña isla pitiusa tiene mucho por explorar y hacer a pesar de su contenido tamaño. Una visita a Formentera es imprescindible al menos una vez en la vida, playas paradisíacas, un clima agradable durante todo el año y muchos parajes y lugares por ver y fotografiar, en definitiva, un lugar donde desconectar del mundanal ruido y estrés del día a día. Un privilegio al alcance de todos los bolsillos, pues un viaje a Formentera es un destino muy alcanzable para la mayoría de personas que viven en la península. Si algo que recomendamos hacer nada más llegar a Formentera, es desconectar, simple y llanamente. Dejar atrás todas tus preocupaciones y abrir la mente a un nuevo lugar, nuevas experiencias y nuevos caminos por explorar. A continuación, vamos a ver algunas de las muchas actividades que puedes realizar en la isla. ¿Qué hacer en Formentera? Pasear por los muchos senderos que tiene Formentera es una de las mejores cosas que puedes realizar en la pequeña isla pitiusa. Formentera posee un total de 32 rutas verdes, que no son pocas. Todas ellas para disfrutar por sus caminos ya sea a pie, andando o a caballo, más de 100km de pura naturaleza. Una auténtica maravilla a experimentar por ti mismo, en estas travesías descubrirás parajes de película y lugares tan variados como molinos, embarcaderos, salinas e iglesias. Formentera tiene mucho por enseñarte. Una de las actividades predilectas de los turistas, es visitar el Faro de la Mola, un lugar muy especial ubicado sobre un acantilado y en un extremo de la isla. Si has seguido nuestro consejo y te has ido de rutas, te gustará saber que puedes llegar hasta él mediante la Ruta Verde 29. ¿Te atreves, pequeño aventurero?