Formentera es una isla que está llena de magia y de historia, esta es la menor de las islas Baleares y te aseguramos que no se puede comparar con ninguna otra. Nosotros hoy queremos contarte todo sobre la historia de esta hermosa isla, para que te animes a conocerla y a disfruta de todos los secretos que tiene para que descubras.

La historia de Formentera

Formentera cuenta con aproximadamente 80 kilómetros cuadrados y en sus paisajes abundan los colores blanco, verde y azul con brisas cálidas y con una melodía particular, así como la naturaleza en su estado más puro. Ha logrado conservar toda su belleza y particularidad milenaria gracias a los habitantes que han protegido su ecosistema y que su naturaleza tiene un escudo protector impresionante.

Los turistas que visitan esta isla acuden a ella en busca de su paz, sus aires puros y frescos, pero lo que más enamora de Formentera son sus playas y sus monumentos como la Capilla Romana de Sa Tanca Vella que la construyeron en el año 1336, es tan sencilla y pequeña que se adapta perfectamente a la personalidad de esta hermosa isla.

Formentera estuvo años olvidada, tuvo una repoblación tardía en el siglo XVIII cuando se volvió a asentar como una residencia estable, en donde se construyó una iglesia, esta fue la primera que se le dedicó a San Francesc Xavier en el año 1738, su población creció de manera progresiva y con el desarrollo del turismo en los años 60 y 70 de convirtió en un tesoro escondido en el que muchas personas llegaban a soñar.

Quienes visitan Formentera no buscan unas vacaciones convencionales, la naturaleza impone sus virtudes y nosotros, como siempre ha debido ser, nos adaptamos a ella y nos dejamos llevar por ella y sus encantos.

Si te preguntas como es que sus arenas son tan finas y sus aguas tan cristalinas, se debe a la posidonia oceánica, esta es una planta acuática que es la responsable de crear la calidad de su biodiversidad. Fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1999.

Y si quieres conocer más de su historia y vivirla en persona, sólo tienes que viajar hasta la isla, alquilar tu coche de alquiler en Formentera y conocer absolutamente todo de ella. ¡Cuéntanos tu experencia!