En la pequeña isla pitiusa hay (figuradamente) muchos tesoros escondidos, si tienes alma de pirata y quieres conocerlos, entonces nada mejor que empezar por el Pirata Bus.

Pirata Bus: En una de las playas más conocidas como lo es la playa de es Arenals, ubicada en Migjorn, podemos encontrar uno de los chiringuito con más historia de la isla. El Pirata Bus, carisma y buen hacer desde hace años han hecho de este lugar, un punto de encuentro de moda para reunirse y disfrutar de las puestas de sol y unas buenas tapas con Andrea Bocelli sonando de fondo.

Fantástica idea la que tuvieron los  creadores cuando eligieron uno de los lugares más bellos de la isla, compraron un autobús y lo convirtieron en un bar a los pies de la playa. Un fantástico lugar para tomarse un mojito relajadamente mientras se contempla una maravillosa puesta de sol. ¿Apetece verdad?

Blue Bar: Otro lugar bastante popular en Formentera y ubicado en la misma playa de Migjorn. El mayor reclamo de este lugar es su peculiar cocina y su terraza, veamoslas por separado.

La cocina es internacional, desde platos con toques asiáticos, hasta una gran variedad de pastas de recetas italianas. Recomendamos probar sus estupendos rissotos.

Pero aquí no acaba, la terraza está en otro nivel, prácticamente a los pies del mar. Imágina, una comida, un buen mojito entrada la tarde y contemplando un bonito atardecer. Esto es Blue Bar.

Catalina House: A simple vista puede parecer una tienda de decoración. Pero si te fijas un poco más que Catalina House esconde mucho, mucho más. Reúne el corazón y el alma de Formentera y lo refleja de forma perfecta. Un lugar que desprende calma y buen rollo, rincones cuasi mágicos, materiales naturales como la madera hacen de este sitio un lugar muy natural, tal y como la isla.

¿Listo para visitar estos fantásticos lugares?

Please follow and like us: