Formentera es una isla ubicada en el Mar Mediterráneo, y forma parte de la comunidad insular autónoma de las Islas Baleares. Esta, incluye a famosos destinos como Ibiza y Mallorca. Su territorio, es  rico por su historia, cultura y paisajes naturales, remontándose hacia más de cinco mil años de antigüedad. Actualmente, como parte de las Islas Baleares, son el tercer foco turístico de la región de España.  
¿Buscas un lugar donde vacacionar lleno de diversión, belleza y aventura? Formentera, a pesar de su tamaño, brinda a sus turistas experiencias que la hacen digna de recordar. Sus parajes, comidas y encantos te enamorarán. A continuación, una selección de los atractivos que te harán incluir a Formentera en tus viajes.

Can Marroig

Formentera es famosa por sus paradisiacas reservas naturales, una de ellas son las piscinas naturales en la zona de Can Marroig, al noreste de la isla. Este, es uno de los destinos favoritos de los turistas, ya que sus puestas de sol son catalogadas como las más hermosas. También,  sus cristalinas y profundas aguas rodeadas de piedras que te harán sentir en un sitio escondido, romántico y relajante.  

Espalmador

Es una pequeña isla ubicada al norte de Formentera, conocida como la isla dentro de la isla. Espalmador, es famosa por sus hermosas costas de arena blanca y azules aguas muy bien conservadas, pues, es un parque natural. Excepto, la zona conectada con  Sa Torreta y Cala Bosch, dos playas cercanas rodeadas de muelles para barcos, yates y hoteles.

Ses illetes

Las playas ubicadas en esta zona son las más visitadas y conocidas de Formentera, por sus hermosas aguas, arrecifes y vegetación, una obra paisajística. Haciéndola, un atractivo para nadar, hacer submarinismo y paseos en yate o lancha. Además, es una zona nudista; está circundada de pintorescas posadas, hoteles y restaurantes.

Cala Saona

Es otra hermosa playa de Formentera, igual que su predecesora, nudista. Diariamente, cientos de turistas disfrutan de sus paseos, acantilados y hoteles de lujo. Allí, podrás descansar y disfrutar de muestras gastronómicas traídas de varias zonas de las Islas Baleares.
Formentera también posee clubes y zonas aptas para inmensas fiestas, normalmente abundantes en temporadas altas. Volviéndose, un pequeño, escondido pero excitante y bello rincón del mundo. Anímate y visítala.