Sant Francesc Xavier es la capital y el pueblo principal de la isla de Formentera y, como tal, en él se establece el ayuntamiento y los principales servicios. Se encuentra a solo 3 kilómetros del puerto de la Savina pero te recomendamos alquilar un coche en Formentera para recorrer la isla entera. Este pueblo forma una de las tres parroquias de Formentera que incluye los núcleos de La Savina y Ses Bardetes, y las vendas de Brolls, Ca Marí-Migjorn, Cap de Barbaria, Miranda-Cala Saona, Pi des Catalán y Porto-Salè. Según datos del INE de 2015, cuenta con una población de 3475 habitantes.

Qué ver en Sant Francesc Xavier

A principios del siglo XVIII, el repoblamiento hizo que se estableciera el pueblo alrededor de la antigua capilla de sa Tanca Vella. Además, enfrente del ayuntamiento se construyó un nuevo templo que fue inaugurado el 15 de mayo de 1726. Esta fue la nueva iglesia del pueblo que se utilizó como fortaleza para protegerse de los bárbaros que querían atacar la isla. Está dedicada a Sant Francesc Xavier.

En la plaza del ayuntamiento de Sant Francesc Xavier se celebran las fiestas y acontecimientos más importantes de la isla. Cualquier turista debería acercarse para disfrutar de un ambiente festivo tranquilo y sobre todo acogedor.

La capital de Formentera es el pueblo más visitado por el día, ya que es perfecto para pasear por la gran cantidad de comercios y bares que hay. También se ve favorecido por el paseo peatonal donde hay diferentes puestos hippies donde venden piezas de artesanía típicas de la isla.

Por la situación en la que se encuentra Formentera, es una isla en la que predominan los molinos de viento harineros. Muy cerca de Sant Francesc Xavier se encuentran los molinos de harina de Sa Miranda que datan del siglo XVIII. Los molinos suelen tener tres pisos: en el de arriba se establecía la maquinaria y la piedra de moler, el del medio recogía la harina y el piso de abajo servía de almacén. Los techos de los molinos se caracterizan por ser cónicos y movibles para orientar las aspas de madera según la dirección del viento.

Sin duda, hay que alquilar un coche en Formentera para hacer una visita obligada a Sant Francesc Xavier.