Formentera es un lugar de aquellos que cuando visitas se quedan impregnados en la retina. Un lugar para relajarse, para encontrarse a uno mismo o para dejarse llevar por sus mágicos lugares. Si vas a ir, ya sea sólo o en pareja, bien atento a los siguientes planes

Alquilar una moto en Formentera: Es una de las mejores decisiones que puedes tomar, la isla está hecha para este tipo de transporte y te será muy fácil moverte por ella. Sin duda una experiencia única, recorrer Formentera tranquilamente mientras el viento roza tu rostro y sin ninguna otra preocupación más que acudir a la playa y disfrutar. Eso sí, no relajarse demasiado y perdáis de vista la carretera, seguridad ante todo.

Visitar los faros de Es Cap de Barbaria y La Mola: Es Cap de Barbaria parece sacado de una postal de un lugar muy lejano, pero para nada ¡está en Formentera!. Llegaréis a él después de recorrer un largo y estrecho camino que parece no tener fin, con el faro vislumbrándose al final, no es broma.

Sorpréndete con el mercadillo de La Mola: SI te gustan los souvenirs y además no te quieres ir de la isla sin comprar regalitos a tu familia, el mercadillo de La Mola es tu lugar. Cuidado con las compras, porque luego hay que facturar y no querrás pasarte por muchos kilos.

Date un baño desnudo a la luz de la luna: Las playas de Formentera son bellísimas por el día, pero por la noche adquieren un encanto especial y más salvaje. Ideal sobre todo por si vas en pareja para vivir una experiencia única y romántica. Que no se te olvide coger ropa de recambio y un toalla seca, ¡por la noche puede refrescar!

Disfruta de la música en vivo: Es habitual que en la isla se reúnan grupos de estilo hippie, rockeros e independientes para amenizar los días y las noches. Normalmente se ubican cerca de locales o chiringuitos donde poder disfrutar de su música con una copa en la mano, no te lo pierdas.

Please follow and like us: