En los últimos años Formentera se ha convertido en la isla exclusiva de las Pitiusas. Es nacionalmente conocida por ser una isla para veraneantes con alto poder adquisitivo. Los yates atracados en la isla demuestran que el público de esta pequeña isla es exclusivo. La mayoría de gente con poder adquisitivo medio opta por ir de vacaciones a Ibiza y hacer una excursión de un día para ir a la isla de Formentera. Para demostrar que Formentera es una isla única, a continuación se muestran tres lugares representativos a los que se puede llegar con el alquiler de un coche en Formentera.

Hotel Gecko Beach Club

Para llegar a este hotel hay que dirigirse con el alquiler de un coche en Formentera hasta la playa de Migjorn, en concreto hasta la zona de Ca Marí. El estilo y diseño de este hotel es bastante peculiar, ya que recupera el estilo de los años 50 y de la Riviera Balear. Este estilo se caracteriza por paredes blancas, grandes ventanas y coquetos sofás. Las habitaciones de la planta baja cuenta con ventanales con vista a patios y las del último piso cuentan con piscina privada. El restaurante está abierto al público y cuenta con una selecta carta mediterránea e internacional que cuenta con pescado fresco de la isla. Los precios de las habitaciones oscilan entre 235 y 1500€ la noche.

Quispe, un restaurante peruano de lujo

Está situado en el piso de arriba del edificio de la estación marítima de La Savina, por lo que cuenta con una de las mejores puestas de sol de la isla. Su carta se caracteriza por tener platos peruanos con el mejor pescado fresco de la isla. La idea es probar los 20 platos que componen su carta, ya que cada plato tiene sabores distintos. El chef del restaurante es  Christian Motte y el precio medio por persona es de 60 euros. Sin duda, es un lugar al que ir, al menos, una vez en la vida.

Can Carlitos, el chiringuito más cool

Situado en el puerto de La Savina, es un lugar perfecto para ir después de darse un chapuzón en la playa. Este chiringuito es el resultado de la unión de Nandu Jubany y Francesco Manzoli, dueño de Can Carlos en San Francisco. La carta se compone de la reestructuración de las famosas tapas españolas. Es un lugar perfecto para tomar un cóctel mientras se disfruta de la espectacular puesta de sol. El precio medio por persona es de 50 euros.

¿Te vas a perder estos exclusivos lugares a los que llegar con el alquiler de un coche en Formentera?

Please follow and like us: