Algo que tenemos claro sobre Formentera es que es una isla única y con un encanto muy especial. Uno de los aspectos que la hace tan especial es por sus rarezas, porque esta pequeña isla de las Islas Baleares está llena de curiosidades que posiblemente desconozcas. ¿Quieres saber cuáles son? Atento que te lo vamos a contar. Como todos sabemos, Formentera tiene además otros dos islotes llamados Espalmador y Espardell. La más pequeña de ellas que es Espalmador, es muy conocida porque cuando la marea baja se puede ir andando hacia ella desde Formentera, por el paso de Es Trucadors. Dicho paso, es un increíble lugar lleno de impresionantes playas y baños de lodo. Que seguro que habrás oído hablar de ellos o ya te habrás dado un baño y sabes lo que es. En el caso de que no lo sepas, estos baños están al pasar la playa de S’Alga, los turistas se cubren de barro natural por todo el cuerpo y luego se lo quitan dándose un buen chapuzón. A la gente les encanta porque luego se notan la piel muy fina. Luego también está el Faro de la Mola. Es el más antiguo de las islas y se encuentra a 142 metros del nivel del mar, en el borde de un acantilado, es espectacular contemplar las vistas del mar mediterráneo desde allí. La torre tiene 22 metros de alto y durante 152, este faro alumbraba el mar en las noches oscuras. Como ves, Formentera tiene muchos lugares apasionantes, además de unas playas de ensueño. Es como estar en el Caribe. Una de ellas, la playa de les Illetes, en 2013 fue reconocida como la mejor playa de España por el concurso Travellers Choice, y ocupando el puesto 12 a nivel mundial. Y para finalizar, en el año 1999 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNesco las praderas de posidonia. Esta planta es la causante de las diferentes especies acuáticas que hay en la isla, es un organismo vivo con más años del mundo, además de ser el factor clave para que las playas de Formentera tengan ese color turquesa y aguas cristalinas.
Please follow and like us: