Para muchos Formentera es la noticia más bonita de todas las Baleares. Con la atmósfera natural de la isla se crea un clima muy distinto del resto de las Baleares, algo que constituye uno de los atractivos esenciales para muchos turistas. Con 83 kilómetros cuadrados, 70 kilómetros de playas y calas, visitar Formentera es visitar un paraíso en mitad del Mediterráneo. Naturaleza en un 70% de su superficie ¿Te gusta la naturaleza? En Formentera te hartarás de ella. Toda la zona del norte de la isla forma parte el espectacular Parque Natural de Ses Salines, el cual también abarca parte del sur de Ibiza. Además en la isla encontraremos ejemplares de Posidonia Oceánica, uno de los seres vivos más antiguos del mundo, con más de 100.000 años de edad. Además la isla sufrió su boom turístico mucho más tarde que el resto de las Baleares, por lo que muchos de los parajes naturales siguen igual que hace muchos años. Perfecta para los amantes del senderismo y el ciclismo Toda la isla puede ser visitada tanto a pie como en bicicleta. Toda. Evidentemente si alquilais un coche os será más fácil llegar a los sitios más importantes y por tanto sacarle más jugo a vuestra visita, pero allá donde os apetezca estirar un poco las piernas para seguir el camino no tendréis ningún problema en hacerlo. En Formentera también encontraréis muchísimas rutas preciosas para hacer tanto andando como en bicicleta, por lo que nunca os quedaréis sin nada que hacer. Todas estas rutas están totalmente señalizadas, y hay para todos los gustos (desde rutas cortas de 2 kilómetros a rutas más largas de 11 kilómetros). Una isla deportiva Si buscas practicar cualquier tipo de deporte durante tus vacaciones Formentera te dará lo que necesitas. Maratones, caminatas, running, atletismo… cualquier tipo de deporte terrestre que puedas pensar lo puedes practicar en la isla, por no hablar de todo el repertorio de deportes acuáticos que encontramos, desde submarinismo al snorkel.  
Please follow and like us: