Hay muchas curiosidades que rodean las islas Baleares. Por internet podéis encontrar ejemplos sobre Mallorca e Ibiza principalmente, puesto que Menorca, y en mayor medida Formentera, están bastante olvidadas por lo menos a nivel de la red. Por ello desde Savina Rent a Car hemos hecho una pequeña recopilación de curiosidades sobre Formentera que te van a encantar y, en caso que todavía no lo tengas claro, te ayudarán a decidirte si venir a visitarnos en nuestra encantadora isla.
  • La isla hace tiempo, y durante muchos años, no estuvo habitada, y el único punto de acceso era mediante un barco o ferry desde Ibiza. Parte de esta esencia se ha mantenido aún hoy día, y uno de los mayores encantos de la isla es la relativa calma y tranquilidad que se respira en ella. Alquilar una moto en Formentera es de las mejores opciones para disfrutar de esta calma y tranquilidad.
  • Ibiza y Formentera forman las conocidas como islas Pitiusas, que proviene del griego pitys y que significa “bosque de pinos”. Los griegos les dieron este nombre debido a la enorme cantidad de pinos que poblaban la isla durante la edad antigua.
  • Parte de la conservación de la isla se debe a que las autoridades, tanto de la propia Formentera como el gobierno Balear, son muy protectores de la isla.
  • Otra de las mayores características de Formentera es la gran nitidez y belleza de las aguas de sus costas, sólo comparables a las aguas del Caribe. Esto se debe en gran parte a la Posidonia oceánica, una alga típica de la isla que limpia el agua, además de formar una parte esencial del ecosistema de la isla, ayudando así a la gran biodiversidad de la fauna y flora subacuática.
  • Formentera siempre ha tenido una estrecha relación con el cine. A lo largo de los años ha sido escenario de múltiples películas, sobretodo españolas, de conocidos directores como Fernando Trueba, Xavier Mariscal o Julio Medem. Además, cada 3 años en la isla se celebra el Formentera Film, el festival internacional de cortometrajes, documentales y videoarte.
  • Uno de los autores más famosos que se enamoró de la isla fue Julio Verne, el cual escribió su novela Héctor Servadac, situada en Formentera y en concreto en el Faro de la Mola. De hecho, si podéis alquilar una moto en Formentera podréis ver una placa conmemorativa del autor en el faro.